¿Qué es una negligencia médica?

Definición de negligencia médica

La negligencia médica se define como la actuación de un profesional médico sin seguir las pautas o protocolos que rigen su profesión. Técnicamente llamada mala praxis, al representar una práctica alejada de los principios que deben aplicarse al caso concreto. Esta falta de atención puede manifestarse de diversas maneras, como errores en el diagnóstico, tratamiento incorrecto, errores quirúrgicos, o la omisión de información crítica al paciente

 La negligencia médica o mala praxis médica, se produce cuando un profesional de la salud, un hospital o cualquier proveedor de servicios médicos actúa de manera incorrecta o inadecuada, poniendo en peligro la salud del paciente o causando lesiones graves. Este tipo de negligencia puede resultar en consecuencias severas para el paciente, incluyendo lesiones, enfermedades, discapacidad y, en casos extremos, la muerte.

 

Te recomendamos que leas la Guía para denunciar una negligencia médica de uno de nuestros despachos colaboradores.

Tipos de negligencia médica

Existen varios tipos de negligencia médica, entre los cuales se incluyen:

  • Impericia: Se produce cuando el médico no posee el conocimiento o habilidades adecuadas para interpretar correctamente los síntomas del paciente o realizar procedimientos diagnósticos o terapéuticos.
  • Imprudencia: Excesiva confianza del médico que lo lleva a no tomar medidas preventivas necesarias.
  • Mala praxis médica: La mala praxis es otra forma de llamar a la negligencia médica y supone una mala práctica, o no seguir los protocolos que guían la actuación médica.
  • Mala prescripción de medicamentos: Prescribir un medicamento incorrecto o contraindicado para la condición del paciente.
  • Omisión de información: No informar al paciente sobre los riesgos y alternativas de un procedimiento.
  • Errores quirúrgicos: Cometer errores durante una cirugía que podrían haberse evitado.
  • Tardanza en el diagnóstico: Perder tiempo vital para realizar un tratamiento adecuado debido a un diagnóstico tardío o incorrecto​.

Causas de la negligencia médica

Las causas comunes de la negligencia médica incluyen:

  • Retraso en los diagnósticos que impiden un tratamiento
  • Daños durante intervenciones quirúrgicas negligentes
  • Prescripción inadecuada de medicamentos
  • Retraso en la prescripción de un tratamiento
  • Falta de atención de emergencia en el momento adecuado
  • Errores en el diagnóstico
  • No informar adecuadamente de los riesgos de una actuación médica

Consecuencias de la negligencia médica

Las consecuencias de la negligencia médica pueden ser graves y variadas, afectando tanto física como psicológicamente al paciente. Estas pueden incluir:

  • Secuelas físicas: Lesiones que pueden requerir tratamientos adicionales o causar discapacidades permanentes.
  • Daño psicológico: Sufrimiento emocional y mental debido a la negligencia, incluyendo depresión y ansiedad.
  • Daño moral: Sentimientos de abandono y desesperación que afectan al paciente y su familia.
  • Pérdidas económicas: Que pueden implicar gastos creados por la mala praxis médica como una pérdida económica si el paciente se ve incapacitado para seguir realizando su trabajo
  • Daños a familiares: En los casos en los que el afectado tiene personas a su cargo los familiares también son perjudicados por la situación creada por la negligencia.

Cómo actuar ante una negligencia médica

Si se sospecha de una negligencia médica, es crucial tomar las siguientes medidas:

  1. Recopilar documentación: Reunir todos los documentos médicos relevantes, incluyendo historiales, recetas y reportes de diagnósticos. Es importante que un abogado le ayude en esta tarea para no cometer errores muy comunes.
  2. Buscar asesoramiento legal: Contactar a un abogado especializado en negligencia médica lo antes posible.
  3. Realizar un seguimiento médico: Continuar con los tratamientos necesarios y seguir las recomendaciones médicas y de su abogado para documentar cualquier agravamiento de la condición.

Indemnización por negligencia médica

La indemnización supone el pago de una compensación ante la imposibilidad de reparar el daño, por ese motivo debe realizarse una valoración exhaustiva, y muchas veces difícil, de los daños tanto corporales como económicos que ha sufrido la víctima de la mala praxis.

En primer lugar habrá que atender al daño corporal sufrido, en España se utiliza el baremo de daño corporal para accidentes de tráfico de forma orientativa, que determina tanto el daño como su cuantificación económica atendiendo a factores como la edad, personas dependientes, y otras variables.

También hay que atender al daño económico, tanto el daño emergente como pueden ser las ayudas que la persona va a necesitar como el lucro cesante, en función de si la mala praxis imposibilitará al afectado a continuar con su vida.

Deben tenerse en cuenta también a los familiares o personas afectadas y su situación antes y después de los daños causados por la negligencia médica.

La valoración de la compensación que corresponde a una negligencia médica es una labor compleja que requiere de la participación de un abogado especialista y de un perito médico valorador del daño.

En resumen

Una negligencia médica es un problema complejo que puede tener consecuencias graves para los pacientes. es fundamental que los afectados actúen rápidamente para proteger sus derechos. La recopilación de pruebas, emisión de informes periciales y el asesoramiento legal especializado son pasos cruciales en este proceso.