Negligencias Médicas en Casos de Cáncer

Cerca de 300.000 personas en España son diagnosticadas de cáncer cada año, según el estudio de la Asociación Española contra el Cáncer.

Podemos definir como cáncer como el cambio del material genético de las células que hacen que crezcan fuera de control, patología que de la que no se conoce y cuya cura depende fundamentalmente del diagnóstico precoz

Error diagnóstico en cáncer

Esta es la causa fundamental de los casos de negligencias médicas en cáncer, la falta de diagnóstico o el diagnóstico tardío o erróneo que priva al paciente de las posibilidades de un tratamiento eficaz.

Pérdida de oportunidad en cáncer.

El enfoque de un caso de negligencia médica como consecuencia de un error de diagnóstico irá dirigido a determinar en qué grado el paciente ha sido privado de una oportunidad de cura, bien para eliminar el cáncer, para dar una esperanza de vida superior o para evitar unas lesiones causadas por la patología o por el tratamiento.

La dificultad de las denuncias por errores diagnósticos en cáncer.

La mayor dificultad para poder reclamar un caso de negligencia por cáncer es la imposibilidad de acreditar un resultado distinto al ocurrido en caso haberse actuado diligentemente.

El caso debe ir enfocado a la privación de la oportunidad de curación, y debe tenerse en cuenta que esta relación entre la negligencia y la pérdida de oportunidad debe probarla el paciente.

Cómo vencer las dificultades en casos de cáncer

La mejor estrategia en negligencias médicas por cáncer es contrata un abogado especialista y con experiencia en defender a pacientes con cáncer, se trata de casos demasiado complejos para un abogado generalista y se hace preciso contar con buenos peritos médicos que acompañen al abogado a lo largo de todo el proceso.

Tipos de demandas por Cáncer más comunes.

Cáncer de mama:

Entre las negligencias más comunes se encuentra aquella relacionada con el cáncer de mama. Esta enfermedad, cuando se detecta a tiempo, ofrece altas tasas de curación y mínimas secuelas en sus primeros estadios. Sin embargo, la demora en el diagnóstico es una falta recurrente que puede resultar en la pérdida de meses valiosos para el paciente o, incluso, en consecuencias fatales. Es esencial detener la proliferación de células malignas lo antes posible.

Cáncer de pulmón

Uno de los supuestos más graves y no por ello menos comunes es la falta de diagnóstico de una mancha, que puede ser el inicio de un cáncer de pulmón en las placas que habitualmente se hacen para las pruebas de anestesia en otras patologías. Situación grave que permite el desarrollo de una enfermedad que cogida a tiempo permitiría unos altos índices de curación.

Cáncer de próstata

Dirigiéndose principalmente a los hombres, el cáncer de próstata suele ser objeto de negligencia debido a la falta de seguimiento adecuado de las células cancerosas residuales en el organismo. Tanto descuidar la recuperación postoperatoria como realizar evaluaciones incorrectas son riesgos igualmente graves.

Linfoma de Hodgkin

Los pacientes pueden experimentar dolores de espalda de intensidad leve a moderada, que con el tiempo se vuelven cada vez más intensos e incapacitantes. Esta sintomatología puede parecer anodina en una revisión médica común e impide la actuación a tiempo.

Cáncer de vejiga

La presencia de hematuria (sangre en la orina) debería alertar automáticamente sobre esta enfermedad, en ocasiones el paciente no acude al médico y en los casos de negligencia médica el médico no da valor necesario a este tipo de síntomas.