Cómo elegir abogado para una negligencia médica

Una guía para evitar errores comunes al elegir abogado

 

Como sabes en esta página colaboran los mejores despachos de abogados de España especializados en mala praxis médica, seleccionados por otros abogados y que trabajan de forma conjunta para aportar medios y conocimientos. Podrás encontrar a los mejores abogados tanto por especialidad como por zona y que cumplen con los requisitos que contempla esta guía.

No obstante, si quieres buscar otro abogado por tu cuenta, te recomendamos seguir esta guía para no cometer errores.

 

Requisitos de un abogado especialista en negligencias médicas

Especialización:

Como es conocido, el derecho abarca numerosas especialidades, y es difícil defender tus derechos si no cuentas con la persona adecuada. En lugares como pequeñas provincias, puede ser complicado encontrar un despacho que se dedique exclusivamente a una materia tan especializada como las negligencias médicas.

El problema es que el seguro del médico o del hospital sí dispondrá de un abogado especialista.

Por eso, es esencial que tu abogado sea un especialista en negligencias médicas; de lo contrario, las posibilidades de éxito de tu procedimiento se reducen considerablemente. Un abogado especialista suele tener mucha experiencia y está familiarizado tanto con las regulaciones como con las últimas novedades jurisprudenciales, que están en constante cambio.

No es recomendable que tu abogado tenga que esforzarse en entender los matices médicos que surgirán durante el análisis del caso o el procedimiento.

Consejo: Para encontrar un abogado especialista en tu zona, sólo tienes que seleccionarlo en el mapa de esta página. Pero si optas por otro despacho cerciórate que su página web indica que es especialista en la materia. Ahora resulta sencillo saber si un abogado es o no especialista y con dedicación exclusiva.

Experiencia:

Dentro del derecho sanitario, hay abogados con mayor experiencia en patologías específicas, aquellos que han manejado numerosos casos de negligencias médicas en un área particular. Esta es una gran ventaja para defender tu caso, ya que probablemente tendrán más conocimientos que los abogados de los seguros a los que te enfrentarás.

Mantenerse actualizado en áreas tan específicas es algo que solo los abogados con la oportunidad de manejar casos similares constantemente pueden lograr. Además de adquirir conocimientos profundos, estos abogados cuentan con estrategias probadas y pueden evitar sorpresas durante el juicio.

Por el contrario, un abogado sin experiencia puede encontrarse con problemas nuevos y cometer errores simples, lo que podría complicar tu caso.

El secreto del éxito legal radica en la experiencia y la especialización.

ConsejoPara evaluar la experiencia de un abogado, busca casos similares previamente manejados y examina reseñas o testimonios que respalden su historial. Un abogado experimentado estará encantado de compartir contigo su experiencia.

Reconocimiento:

La reputación de un abogado es su carta de presentación en el mundo legal. Una buena reputación indica fiabilidad, ética de trabajo y éxito previo.

Esto puede influir en la disposición de las partes contrarias a negociar o en la actitud de los tribunales hacia tu caso. Por el contrario, una mala reputación podría dificultar la obtención de resultados positivos.

Para alguien que enfrenta un caso de mala praxis por primera vez, identificar a un abogado reconocido puede ser complejo. El mejor método para asegurarte de que estás ante un abogado especialista en mala praxis y de renombre es que otro abogado lo recomiende.

Todos los abogados de nuestro equipo son especialistas reconocidos. Nosotros mismos, siendo abogados, los hemos seleccionado por ser los mejores de España, y en eso no podemos equivocarnos.

 

Errores comunes: Muchas veces, los afectados por negligencia médica recurren a asociaciones u otros organismos para obtener el contacto de un abogado. Desconfía de cualquier organización que te obligue a contarles tu caso antes de ponerte en contacto con un abogado. Tus datos íntimos solo estarán protegidos por el secreto profesional.

Consejo: Verifica la reputación del abogado mediante la recomendación de otro abogado, reseñas o páginas web que lo recomienden.

Comunicación:

Tanto el derecho sanitario como el procesal suelen ser materias complejas para quienes no están familiarizados con ellas. Aun así, debes exigir a tu abogado que te explique todo de manera comprensible, ya que el interés en juego es el tuyo.

La comunicación clara es fundamental, especialmente con tu abogado.

Un abogado que se expresa claramente y escucha tus inquietudes te ayudará a entender cada paso del proceso.

Si, por el contrario, la comunicación no es efectiva, podrías sentirte desconectado de las acciones que se están tomando y esto podría dar lugar a malentendidos que no contribuirán al éxito del proceso.

Consejo: En la primera consulta, puedes evaluar cómo se expresa el abogado y si se esfuerza en que comprendas los conceptos legales y resuelva tus dudas. Aunque no se espera que resuelva un caso que aún no ha estudiado, podrás percibir si tiene la voluntad de involucrarte en el conocimiento de lo que se va a realizar. Si el abogado no es capaz de explicarte con claridad cómo se llevará el caso, es probable que no tenga el conocimiento necesario. Si sales de la primera reunión con más dudas que certezas, ese abogado no es para ti. Una comunicación clara es esencial para una relación efectiva

Disponibilidad:

Es imprescindible que, desde la primera entrevista, exijas que ante una consulta o llamada sea tu abogado quien se comunique contigo, y no una secretaria u otro abogado. Este tipo de comportamientos son esenciales para la profesionalidad.

La disponibilidad de tu abogado es crucial. Un abogado que dedica el tiempo y la atención necesarios a tu caso puede responder rápidamente a emergencias, realizar investigaciones exhaustivas y mantenerte informado.

Por el contrario, la falta de disponibilidad puede causar retrasos, falta de información y el riesgo de perder plazos importantes. La atención oportuna es lo que diferencia una representación legal eficaz de una experiencia frustrante.

ConsejoConfirma la disponibilidad del abogado discutiendo su carga de trabajo actual y su capacidad para dedicar tiempo a tu caso, ya que este es el fallo más común entre los abogados de renombre. Asegúrate de saber quién llevará tu caso de principio a fin y que no habrá cambios en el último momento. Si el abogado te dice que no tiene tiempo para llevar tu caso, es una señal de que es un buen profesional, y puedes pedirle que te recomiende a otro con absoluta confianza.

Además, es esencial que te garanticen que cualquier duda o consulta será resuelta directamente por el abogado y no por su secretaria o su ayudante, que podrás tener llamadas directas con él cuando lo necesites. Exige esto desde el primer momento.

Costes y tarifas:

Comprender la estructura de costes desde el principio es esencial al elegir un abogado. Algunos abogados trabajan con tarifas fijas, otros cobran por hora, o basan sus honorarios en el éxito del caso. Tener una idea clara de los costes te ayudará a evitar sorpresas financieras y a asegurarte de que los servicios legales se ajusten a tu presupuesto. Sin esta transparencia, podrías enfrentarte a tarifas ocultas o malentendidos sobre los honorarios del abogado, y otros profesionales que pueden actuar, causando estrés financiero innecesario.

Consejo: La hoja de encargo, que es el contrato donde se detallan los costos del abogado, debe firmarse al comenzar. Antes de comprometerte, es vital comprender la estructura de tarifas del abogado. Pregunta directamente sobre los costos, honorarios y cualquier tarifa adicional para evitar sorpresas y asegúrate de que todo esté incluido.

Recursos externos:

Un buen abogado no solo depende de sus habilidades, sino también de los recursos que tiene disponibles. En casos de negligencia, esto incluye a expertos médicos -peritos- tanto en praxis como en valoración. Un especialista siempre contará con un equipo completo para abordar tu situación de manera integral. Por otro lado, un abogado no especialista podría carecer de los recursos necesarios, limitando su capacidad para construir un caso sólido y afectando la calidad de la representación legal.

Estrategia legal:

Es fundamental preguntar sobre la estrategia legal que tu abogado planea utilizar. Una estrategia clara y bien planificada demuestra preparación y compromiso. Conocer cómo abordará tu caso te da confianza en su enfoque y te permite comprender el camino legal a seguir. La falta de una estrategia clara puede generar incertidumbre y confusión, dificultando la comprensión de tu situación y las acciones a seguir.

Consejo: Durante la consulta inicial, pregunta sobre la estrategia legal propuesta para tu caso. Un abogado preparado tendrá un enfoque definido y te explicará cómo planea abordar tus preocupaciones. Sin embargo, puede ser necesario un estudio previo de toda la documentación para poder definir su estrategia en una segunda entrevista.

Confianza personal:

La confianza personal con tu abogado es esencial. Debes sentirte cómodo compartiendo detalles íntimos sobre tu situación y confiar en que tu abogado tomará tus preocupaciones con seriedad. Una buena relación cliente-abogado establece una base sólida para una colaboración efectiva. Sin confianza personal, la comunicación puede volverse difícil, y podrías ser reticente a discutir aspectos cruciales de tu caso, debilitando así la relación y la representación legal.

ConsejoConfía en tu instinto durante la consulta inicial para evaluar si existe una conexión personal con el abogado. Los procesos legales son largos y una colaboración efectiva a lo largo de todo el proceso es necesaria.

Nuestra recomendación:

Todos estos consejos te serán útiles para elegir abogado en cualquier tema. Sin embargo, si estás leyendo este artículo en nuestra página es posible que necesites un abogado especialista para defender tus derechos por un caso de mala praxis médica.

Queremos recordarte que esta página está formada por los abogados más representativos de negligencias médicas de España, elegidos por abogados entre los mejores, distribuidos por zona geográfica y por subespecialidad.

Con la ventaja de mantenerse siempre actualizados entre ellos y contar con los mejores recursos puestos en común como peritos médicos.

 

Nota final: Qué puedes hacer tú para ayudar a tu abogado

Una vez que hayas identificado los requisitos de un buen abogado, reflexiona sobre cómo puedes contribuir al desarrollo de tu caso.

No consultes a más de un abogado. Es normal tener dudas al principio, pero te recomendamos que no consultes con varios abogados simultáneamente. Esto solo generará más incertidumbre y retrasará el proceso. Sigue los consejos que te hemos dado, elige un abogado y sólo si no te convence, consulta a otro.

Da tiempo y date tiempo. Una vez que el caso está en manos del abogado, déjalo trabajar. No lo abrumes con todo lo que te han contado en el trabajo, en reuniones familiares, o con ideas que se te ocurren.

Comportamientos así pueden hacer que los abogados eviten las llamadas de sus propios clientes. Antes de llamar a tu abogado, escribe lo que le vas a decir en un papel y léelo, analiza si es tan relevante como para interrumpir su estudio del caso.

Mal funcionamiento de la justicia. Recuerda que la justicia tiene sus límites, pero esto no es culpa de tu abogado. Quejarte a tu abogado sobre los retrasos o el mal funcionamiento del sistema judicial solo creará un mal ambiente, ya que él también sufre estas dificultades a diario.

Un buen abogado no es un buen amigo. Los abogados deben estar siempre dispuestos a hablar del caso, pero no es recomendable tomarlos como amigos y cargarles con asuntos paralelos que no tienen que ver con el caso en cuestión.

Esperamos que estos consejos te sirvan si tienes la necesidad de contrata un abogado.

 

Te también que leas la Guía para denunciar una negligencia médica de uno de nuestros despachos colaboradores.